catar.

Las cataratas son la causa más frecuente de disminución de visión reversible en nuestro medio.
En pocas palabras, una catarata es la opacificación progresiva del cristalino, una lente natural con la que nacemos y que constituye una estructura esencial para enfocar la imagen.

En España se operan unos cuatrocientos mil ojos al año de cataratas.
Así, la cirugía de la catarata se ha convertido en la más cotidiana de todas las cirugías en cualquier país desarrollado.

Aunque puede encontrarse a cualquier edad, la mayoría aparecen a partir de los 65 años.

La cirugía en la actualidad es un procedimiento muy seguro con complicaciones infrecuentes. Se realiza de forma ambulante, sin ingreso en el hospital y con anestesia tópica (gotas de colirio anestésico).
El posoperatorio permite una incorporación muy rápida a la actividad normal.

Teniendo en cuenta que la evolución de la catarata va a suponer una disminución progresiva de visión, el momento de operarse no se basa en criterios anatómicos o médicos estrictos.
Desde hace años el momento de realizar la cirugía se basa sobre todo en la opinión del paciente respecto a cómo ve limitada su calidad de vida por esa disminución de visión progresiva.

Lentes Prem

Lentes de Tecnología Avanzada

Desde hace algunas décadas, en el momento de la cirugía de la catarata se implanta una lente en el lugar que ocupaba el cristalino.

Habitualmente esa lente es monofocal, permite una recuperación del enfoque tras la cirugía, pero a una distancia fija.

Desde hace ya varios años se puede implantar lentes de tecnología avanzada. Son lentes que pueden corregir defector refractivos complejos, como el astigmatismo y también consiguen enfocar en distintas distancias. Esta opción entra de lleno en la posibilidad de disminuir o evitar el uso de gafas tras la cirugía.
Las lentes diseñadas para la corrección del astigmatismo se denominan “tóricas” y las diseñadas para conseguri enfoque de cerca, de media distancia y de lejos son las lentes multifocales y trifocales, que también pueden incorporar el astigmatismo del paciente.

Realmente, aunque parezca un tema complejo, no lo es tanto. Con la ayuda de un oftalmólogo habituado a trabajar con este tipo de tecnología se puede llegar a una indicación muy ajustada a sus necesidades.
Los profesionales del instituto colón llevamos implantando lentes de tecnología avanzada desde 2006, siendo pioneros en León.

DMAEe

DEGENERACION MACULAR ASOCIADA A LA EDAD
La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una de las causas principales de pérdida de visión a partir de los 50 años.

Existen dos tipos:

-DMAE SECA La degeneración macular seca produce una pérdida progresiva de la visión central. La evolución suele ser lenta durante meses o años y es frecuente que afecte a ambos ojos.El paciente nota visión borrosa y dificultad para reconocer el rostro de las personas. Al hacer tareas de cerca necesita mucha más luz.

-DMAE HÚMEDA La degeneración macular húmeda ocurre porque crecen vasos sanguíneos anormales detrás de la mácula. La sangre y el líquido que produce levanta la mácula. Los síntomas aparecen de forma brusca como visión torcida y pérdida de visión. Es más grave que la seca.

Para establecer el diánóstico de esta patología hay que realizar una exploración oftalmológica lo antes posible así como realizar pruebas como la Tomografía Optica de Coherencia (OCT). Prevención y tratamiento La DMAE es producida por el envejecimiento de la retina. La exposición al sol, el tabaco, una dieta inadecuada y algunas medicaciones favorecen la aparición de la enfermedad.
Es muy importante la revisión del fondo de ojo a partir de los 50 años, sobre todo si se tienen antecedentes familiares.
La DMAE seca se trata con compuestos vitamínicos ricos en luteína y zeaxantina que hacen más lento el desarrollo de la enfermedad.
La DMAE húmeda se trata mediante inyecciones intravítreas de antiangiogénicos. Estas inyecciones se aplican con anestesia tópica de forma ambulante y este procedimiento es rápido e indoloro.

Glaucoma1

El glaucoma es una causa importante de ceguera irreversible.
El gran problema es que el daño que produce es lento, irreversible y pasa desapercibido para el paciente durante mucho tiempo.

Aunque existen muchos tipos, la forma más frecuente es el glaucoma crónico, supone un daño progresivo en el nervio óptico debido a que esa estructura no soporta adecuadamente la tensión ocular.

En esta definición ya encontramos varias claves, primero que el daño es progresivo, segundo que la tansión ocular tiene un papel determinante en provocar ese daño y que actuar sobre esa tensión bajándola va a disminuir la progresión del daño.

El paciente no es consciente de ese daño ya que ocurre muy lentamente y no da síntomas iniciales.
En la actualidad es una exploración cotidiana dentro de una consulta oftalmológica la toma de la tensión ocular y explorar la posible existencia de daño. Cuando hay sospecha de daño, es imprescindible cuantificarlo con pruebas adicionales, campimetría computerizada, paquimetría y tomografía de coherencia óptica.
Los tratamientos actuales son muy eficaces y la mayoría de las veces se consigue detener la progresión del daño con fármacos y en alguna ocasión recurriendo a cirugía láser o convencional.
La prevalencia en nuestro medio es de 2 ó 3 enfermos con glaucoma por cada 100 personas mayores de 40 años. Si existen antecedentes en la familia el riesgo es bastante más alto.
Encontrar y tratar esos pacientes exige un esfuerzo desde la especialidad de oftalmología, los optometristas y la labor de concienciación de la medicina de atención primaria

lagrimeo

Lagrimeo en bebés

Es muy frecuente y ocurre hasta en el 20-30% de recién nacidos. En la gran mayoría de las ocasiones se resuelve espontáneamente o mediante masajes oculares. Si el lagrimeo persite al año de edad es aconsejable realizar un Sondaje Lacrimal.

Lagrimeo en adultos

Existen numerosas causas de lagrimeo en el adulto.
La via lagrimal transcurre desde el punto lagrimal hasta la nariz.Su obstrucción es una causa frecuente de lagrimeo y debe ser tratada, ya que además de producir lagrimeo puede infectarse y producir una dacriocicstitis aguda que es muy dolorosa.

El tratamiento de la obstrucción lagrimal es quirúrgico mediante un procedimiento denominado Dacriocistorrinostomia.
En el momento actual se puede realizar mediante un láser sin necesidad de abrir una herida en la piel. Esta técnica se realiza con anestesia tópica por lo que se hace de forma ambulante y el paciente se puede incorporar rápidamente a sus actividades cotidianas.

Oftalmología PediátricaEl diagnóstico y tratamiento de los problemas visuales de los niños tiene características especiales.

Por un lado la dificultad de expresar sus dificultades puede retrasar el diagnóstico.  Sabemos que el desarrollo visual a nivel cerebral termina a los diez años de edad. Cualquier situación de mala visión no tratada correctamente puede acarrear una ambliopía (ojo vago), que no tendrá solución en la edad adulta.

El reto de encontrar esas causas de mala visión y tratarlas a edades precoces ocupa gran parte del esfuerzo en oftalmología infantil. Padres, educadores, optometristas y oftalmólogos deben estar alerta. La recomendación actual es que los niños tengan su primera revisión con el especialista hacia los 4 años de edad, aunque aparentemente todo este en orden.

Naturalmente, ante la duda sobre la capacidad visual del niño o sobre la existencia de un posible estrabismo la exploración especializada se debe realizar en niños de menor edad, incluso en bebes.

Además de los defectos visuales y del estrabismo, hay el la edad pediátrica un número importante de problemas alérgicos, de traumatismos más o menos importantes y de infecciones como conjuntivitis, etc. En la consulta de oftalmología el adecuado diagnóstico y tratamiento simplifica y acelera la resolución de estos casos.

MiodesopsiaHay distintas causas de aparición de manchas flotantes. La más frecuente es el envejecimiento del humor vítreo. Sus células se van agregando produciendo condensaciones. Es más frecuente en los pacientes miopes. En ocasiones se produce un desprendimiento posterior del vítreo cuando éste se separa del ojo. Esto se puede producir en miopes, tras cirugías o por traumatismos.

En casos más raros puede deberse a sangrado del ojo por algunas enfermedades como la diabetes.

Siempre que se produzcan hay que hacer una exploración oftalmológica. La mayoría de las veces no tienen importancia pero si se produce un desprendimiento de vítreo puede haber una tracción de la retina que produzca un desgarro que necesita un tratamiento urgente con láser para prevenir un desprendimiento de retina.

Ojo seco

Es la causa más frecuente de consulta oftalmológica. Es una alteración en la película lagrimal que produce daño en córnea y conjuntiva. Produce molestias oculares, sensación de cuerpo extraño, pesadez, lagrimeo reflejo, disminución de visión y en casos más severos lesiones en la córnea.

CAUSAS

-Edad

-Sexo femenino sobre todo por cambios hormonales.

-Actividades donde se fija la vista como ordenador, lectura etc.

-Uso de lentes de contacto.

-Enfermedades reumatológicas o autoinmunes como artritis reumatoide, síndrome de Sjögren.

-Fármacos como ansiolíticos, antidepresivos, fármacos para la tensión arterial

-Factores ambientales como calor excesivo, aire acondicionado etc.

 TRATAMIENTO

 Es una enfermedad crónica. Se deben realizar medidas ambientales para prevenir molestias:

-Evitar aire acondicionado, ambientes secos, ambientes contaminados.

-Evitar algunas medicaciones como antidepresivos, anticonceptivos etc.

-Limitar uso de lentes de contacto.

-Hacer descansos en las actividades con disminución del parpadeo como lectura, ordenador etc.

 Como tratamiento se usan lágrimas artificiales con distinta composición. El oftalmólogo le indicará cual es la más apropiada en cada caso. En algunos casos es necesario ocluir con tapones de silicona el punto lagrimal para que la lágrima esté el mayor tiempo posible en contacto con el ojo. En algunos casos se realiza tratamiento con suero autólogo, plasma rico en plaquetas o plasma rico en factores de crecimiento.